lunes, 24 de agosto de 2015

Planos del caos (1): 1d64 mutaciones (2/3)

Cortesía del fantástico Dan.
Dadle click y contemplad el horror de cerca.
¡Siguiente parte de la tabla de 1d64 horribles mutaciones del caos! ¡Viva!
 
Plano del movimiento perpetuo
17. Tus piernas adquieren una articulación extra que puedes usar para saltar muy alto y muy lejos, pero apestas corriendo.
18. De forma más o menos aleatoria y frecuente una parte de tu cuerpo es teletransportada a un lugar cercano. Puedes volver a ponértela sin problema, pero tienes que ir a buscarla.
19. Adquieres la memoria muscular de un acróbata, puedes hacer cosas increíbles, pero no sabes hasta qué punto.
20. Tus extremidades adquieren forma de patas de animal. Tu cadera se deforma y solo puedes moverte a cuatro patas. Vas la leche de rápido.
21. Empiezas a ver y oír el mundo a cámara lenta en todo momento. El sonido de tu propio cuerpo acabará por volverte loco.
22. Cualquier vehículo que estés tocando empieza a funcionar con tu energía vital como combustible. Que no es infinita, claro...
23. Desarrollas una emisión química constante que hace que las personas a tu alrededor no puedan estarse quietas. Si lo intentan, sus músculos se resisten.
24. Tus brazos se vuelven exageradamente largos, puedes usarlos para andar más rápido en lugar de tus piernas.

Plano de los pantanos de tiempo
25. Tus ojos se vuelven totalmente grises. Eres capaz de ver el pasado y el futuro de las personas levemente superpuestas a ellas. El presente sigue siendo lo que mejor ves, pero puedes averiguar cosas sobre alguien si lo miras suficiente tiempo.
26. Tu ciclo vital se vuelve loco. Te conviertes en un niño de ochenta años.
27. Obtienes un alma secundaria: cuando mueras, esta tomará el control de tu cuerpo e intentará matar a todos tus seres queridos.
28. Obtienes un sexto sentido para para predecir la muerte.  Siempre que vayas a entrar en una situación de peligro mortal, empezarás a gritar sin parar hasta que empiece.
29. Tu cara se convierte en la que tendrás momentos después de haber muerto. Generalmente da mucho miedo.
30. Estás seguro de que vives hace trescientos años. Si no puedes justificar tu locura, sufres un ataque de ansiedad.
31. Tu cara y tu voz cambian tanto que todo el mundo tiene muchos problemas para reconocerte. Cuanto más te conocieran, más les cuesta saber quién eres a primera vista.
32. Te ves afectado por una apatía antinatural; hacen falta medios mágicos para que puedas hacer algo. Eres una ofensa para el mismo Dios.

Plano de las inhumaciones
33. Si pasas demasiado tiempo en contacto con un suelo de tierra o piedra, tu carne empieza a petrificarse y unirse a él.
34. Tus puños se convierten en piedra. No puedes moverlos, pero, eh, puños de piedra.
35. Sentir que estás bajo el cielo te resulta repugnante. Empiezas a odiar a gente que habla demasiado sobre él.
36. Las piedras y el adobe de los edificios te hablan: quieren ser derrumbados y volver al suelo. Si prometes ayudar, probablemente estén dispuestas a ayudarte a ti.
37. Tus ojos se convierten en bolas de basalto. Comienzas a ver las líneas secretas que unen toda la tierra y sabes a dónde llevan, de forma que no puedes perderte. No obstante, siempre debes moverte siguiéndolas, lo que hace que a menudo tomes desvíos horribles o te muevas de forma extraña.
38. Solo puedes comer barro y rocas, que para ti son tan nutritivas como la comida normal. Esta te repugna.
39. Te crecen pequeñas piedras preciosas en la espalda como si fueran granos. Arrancrlas produce dolor y peligrosas hemorragias.
40. La mitad de tu cuerpo se cubre de espinas de roca que puedes usar como armas. La otra mitad empieza a petrificarse lentamente desde la punta de los dedos, amenazando con alcanzar órganos vitales en pocos días.

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...